1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

Los ancianos y las vacunas: un análisis más detallado

La investigación lo indica. Es posible que las vacunas no sean tan eficaces en los ancianos, pero, irónicamente, eso las hace aún más importantes.

De todas las cosas de nuestro cuerpo que tienden a deteriorarse con la edad, la más preocupante es la inmunidad. Esta disminución de la inmunidad relacionada con la edad, conocida como inmunosenescencia, hace que los ancianos sean más susceptibles a presentar complicaciones graves asociadas con enfermedades comunes como la neumonía, el herpes zóster o la gripe. También se puede decir con seguridad que es una de las razones por las que las tasas de mortalidad por COVID-19 son más altas en ancianos.

Cómo el envejecimiento afecta a la inmunidad

El envejecimiento puede afectar al sistema inmunitario de varias maneras, afirma Marcio R. Soares, M.D., jefe de medicina geriátrica y paliativa de University of Miami Health System. En primer lugar, las células del cuerpo responsables de la inmunidad, como los monocitos, neutrófilos, linfocitos y otros, disminuyen naturalmente a medida que envejecemos. Estos linfocitos, también conocidos como células B, ayudan al cuerpo a producir anticuerpos para combatir infecciones. Sin embargo, las personas de la tercera edad no tienen tanta energía para esa lucha como las personas jóvenes. Además, los ancianos también tienen niveles elevados de proteínas proinflamatorias, como la IL-6 o el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-a), que pueden provocar síntomas de infección más intensos.

Inmunidad reducida = mayor necesidad de vacunas

seniors vaccinesPor supuesto, todas estas variables hacen que prevenir la propagación de la infección mediante el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado de manos sea aún más crítico para las personas de la tercera edad.

Sin embargo, la investigación muestra que los mismos factores que hacen que los ancianos sean más susceptibles a las enfermedades también hacen que las vacunas sean menos eficaces. Naturalmente, a muchos pacientes ancianos les preocupa que, incluso cuando exista una vacuna para la COVID-19, posiblemente no sea eficaz para mantenerlos a salvo del virus.

Por el contrario, la inmunidad reducida en los ancianos hace que sea aún más importante que se vacunen. “El hecho de que las vacunas puedan ser menos eficaces en los ancianos debería hacer que más personas deseen vacunarse y también asegurarse de que la mayor cantidad posible de personas de la tercera edad lo hagan”, afirma el Dr. Soares. “No solo eso, sino que debería ser un argumento más que convincente a favor de recibir vacunas para aquellos de nosotros que interactuamos con los ancianos. Esto es sumamente importante”.

Según el American College of Physicians, la vacunación generalizada es fundamental para mantener a los ancianos seguros debido a la “inmunidad colectiva”. Incluso si las vacunas no son tan eficaces en los ancianos como en el resto de la población, hacer que todas las personas se vacunen mantiene a los ancianos más seguros. Si usted y todos los que lo rodean se vacunan, es menos probable que alguien se contagie de COVID-19. A su vez, los ancianos con los que entre en contacto también tendrán menos probabilidades de contagiarse. “Cuando exista una vacuna, no solo debería colocársela, sino que todos los miembros de su círculo íntimo también deberían hacerlo”, aconseja el Dr. Soares. “Esto mejorará aún más la protección de todos”.

Por supuesto, las vacunas no son la única herramienta disponible para protegernos de infecciones a medida que envejecemos.

Según el Institute on Aging, los hábitos generales del estilo de vida son esenciales para nuestra salud y para mejorar nuestra capacidad de combatir las infecciones.  Estos hábitos incluyen los siguientes:

  • Seguir una alimentación saludable.
  • Dormir lo suficiente.
  • Mantenerse activo e hidratado.
  • Mantener una buena higiene.
  • Evitar el estrés.

“La forma en que el cuerpo combate las infecciones está relacionada no solo con la edad, sino también, y lo que es más importante, con la forma en que uno envejece, afirma el Dr. Soares. “La forma en que uno se cuida con respecto al nivel de actividad, la alimentación y qué tan controladas están las afecciones médicas crónicas pueden tener un impacto en cómo responde el cuerpo”.


Wyatt Myers es escritor colaborador de UMiami Health News.


LEER MÁS

seniors vaccines

¿Tienen algunas personas una protección natural contra el nuevo coronavirus?

“Tal vez, pero no en la manera que creemos”, advierte Bhavarth Shukla, M.D., MPH, director médico de control de infecciones. Leer más.

Leave a Comment