1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

¿Puedo tener cáncer de estómago y no saberlo?

La mayoría de los casos de cáncer de estómago o gástrico son adenocarcinomas. Se desarrollan en las células de la capa interna del estómago (la mucosa).

Hay dos tipos distintos de cáncer de estómago: intestinal y difuso.

Cada tipo tiene una apariencia, una epidemiología, una progresión y un perfil genético específicos. El tipo de tumor canceroso que afecta los intestinos es más común en hombres y personas ancianas. El tipo difuso, o diseminado, afecta a hombres y mujeres por igual, es más común en personas más jóvenes y tiene un pronóstico o un desenlace potencialmente más graves que el tipo intestinal. Si le diagnostican cáncer de estómago, su oncólogo le explicará cuál es el tipo que padece y le dará las opciones de tratamiento. En los Estados Unidos, se diagnostican aproximadamente 27,600 casos nuevos cada año, y más de 11,000 de ellos tienen un desenlace mortal.

P: ¿Puedo tener cáncer de estómago y no saberlo?

R: En sus primeros estadios, es posible que el cáncer de estómago no presente ningún síntoma. Preste atención a sus hábitos y a los factores de riesgo de cáncer de estómago. Los dos factores de riesgo principales de padecer cáncer de estómago son una infección por Helicobacter pylori (la bacteria que causa las úlceras) y tener antecedentes familiares de cáncer de estómago. Otros factores de riesgo incluyen los siguientes:

  • El tabaquismo: el riesgo de cáncer de estómago se duplica en las personas fumadoras.
  • La alimentación: los índices de cáncer de estómago son más altos en las personas que consumen alimentos ahumados, verduras encurtidas y carnes y pescados curados o salados. Por el contrario, comer frutas y verduras frescas parece ayudar a prevenir el cáncer de estómago. La vitamina C en la fruta puede reducir la formación de compuestos cancerosos en el estómago.
  • Tener anemia perniciosa (anemia por deficiencia de vitamina B12) o pólipos estomacales (adenomas) aumenta el riesgo.
  • Condiciones genéticas como las siguientes:
    •  poliposis adenomatosa familiar;
    • síndrome de poliposis juvenil;
    • síndrome de Lynch;
    • síndrome de Li-Fraumeni o síndrome de Peutz-Jeghers. 

P: ¿Cuáles son las señales de advertencia del cáncer de estómago?

R: Hay síntomas que no se deben ignorar.

  • Indigestión, ardor de estómago o sensación de tener una úlcera.
  • Dificultad para tragar.
  • Dolor o malestar en el abdomen, generalmente por encima del ombligo.
  • Náuseas, vómitos o hinchazón después de las comidas.
  • Vómitos con sangre o sangre en las heces.
  • Cambios en los hábitos intestinales.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Debilidad y fatiga.
  • Una sensación de saciedad inmediata después de comer solo pequeñas cantidades de comida.

Estos síntomas pueden confundirse con los de otras afecciones, como el reflujo ácido, la gastritis o la úlcera péptica, por lo cual debe consultar con su médico de atención primaria o gastroenterólogo.

P: ¿Son los gases intestinales un signo de cáncer?

R: Eso depende. Si no ha cambiado su alimentación y ahora sufre de gases, vale la pena investigarlo, especialmente si tiene otros síntomas gástricos, como náuseas y vómitos, pérdida de peso inexplicable o sensación de saciedad inmediata.

P: ¿Debería hacerme un examen de detección de cáncer gástrico?

R: Muchos países con una alta incidencia de cáncer gástrico, como Japón, Corea, Venezuela y Chile, han realizado campañas universales de detección. Si embargo, en áreas con un número relativamente bajo de casos, como en los EE. UU., los exámenes de detección solo se realizan a personas con alto riesgo debido a una infección por Helicobacter pylori, antecedentes familiares de cáncer de estómago o afecciones genéticas.

P: ¿Aparece el cáncer de estómago en los análisis de sangre?

R: Al buscar signos de cáncer de estómago, un médico puede ordenar un análisis de sangre llamado hemograma completo (Complete Blood Count, CBC) para ver si hay anemia (que podría ser causada por el sangrado del cáncer en el estómago). También puede solicitar un análisis de sangre oculta en heces para buscar sangre en la materia fecal (heces) que no se puede ver a simple vista.

Existen otros tipos de pruebas, basadas en los síntomas, que son más definitivas para detectar cáncer. La prueba principal que utilizan los médicos para detectar el cáncer de estómago cuando los signos y síntomas sugieren que esta enfermedad puede estar presente es una endoscopía gastrointestinal superior. Durante una endoscopía, el médico introduce por la garganta un tubo delgado, flexible e iluminado con una pequeña cámara de video en el extremo para poder ver el revestimiento del esófago, el estómago y la primera porción del intestino delgado. Si algo se ve anormal, el médico puede tomar muestras de tejido a través del endoscopio y enviarlas a analizar a un laboratorio para ver si hay cáncer.

P: ¿Cómo se trata el cáncer de estómago?

R: Depende de las características, el tamaño y la ubicación del cáncer.

“En la actualidad, el tratamiento para el cáncer gástrico requiere un enfoque multidisciplinario con la participación del cirujano, el oncólogo médico y el oncólogo radioterápico al momento del diagnóstico”, explica el Dr. Vinay Minocha, oncólogo médico que se especializa en oncología gastrointestinal del Sylvester Comprehensive Cancer Center. “El enfoque de la investigación futura será optimizar la quimioterapia, incluida la incorporación temprana de tratamientos dirigidos e inmunoterapia”.

Entre los principales tratamientos contra el cáncer de estómago se incluyen los siguientes:
  • Quimioterapia: Los medicamentos para el cáncer se inyectan en una vena o se administran por vía oral en forma de comprimidos para poder tratar todo el cuerpo. Estos medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y llegan a todas las áreas. Resulta útil para el cáncer que se ha diseminado a otros órganos además de donde comenzó.
  • Tratamientos dirigidos: Estos medicamentos pueden hacer efecto en algunos casos cuando los medicamentos de la quimioterapia estándar no lo hacen, y también tienden a tener diferentes efectos secundarios.
  • Inmunoterapia: Este tipo de tratamiento utiliza medicamentos que ayudan al propio sistema inmunitario de una persona a encontrar y destruir las células cancerosas.
  • Radioterapia: La radioterapia utiliza rayos o partículas de alta energía para destruir las células cancerosas en un área específica del cuerpo.
  • Cirugía: En una intervención quirúrgica, se puede extirpar el cáncer, una parte o la totalidad del estómago y los ganglios linfáticos cercanos, según el tipo de cáncer de estómago y el estadio de la enfermedad. El cirujano intentará dejar la mayor cantidad posible de estómago sano.

P: ¿Es el cáncer de estómago una enfermedad terminal?

R: El Instituto Nacional del Cáncer realiza un seguimiento de los índices de supervivencia a cinco años de los pacientes con cáncer de estómago en los Estados Unidos. Estas son solo estadísticas. El desenlace puede ser diferente en cada caso.

Según el NCI, el índice de supervivencia relativa del cáncer de estómago es el siguiente:

  • Localizado (cáncer contenido en el estómago): 69%.
  • Regional (cáncer que se ha propagado a los órganos cercanos y a los ganglios linfáticos): 31%.
  • Distante (el cáncer se ha diseminado a partes distantes del cuerpo, como el hígado): 5%.
  • Todas las etapas combinadas: 32%.

 


Preguntas y respuestas compiladas por Mary Jo Blackwood, colaboradora de UMiami Health News.


LEER MÁS

Cómo hablar con los hijos sobre el cáncer (en ingles)

Cristina Pozo-Kaderman, Ph.D, ha visto, a lo largo de su carrera, cientos, si no miles, de pacientes con cáncer que tienen hijos. Como psicóloga clínica de Servicios de Apoyo contra el Cáncer en Sylvester Comprehensive Cancer Center, ayuda a sus pacientes a transitar el camino emocionalmente agotador de la supervivencia al cáncer. Sin embargo, los niños tienen un lugar especial en su corazón. Leer más en ingles.

Leave a Comment