1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

Vivir plana después del cáncer de seno

*Actualizado el 24 de septiembre de 2020

Quedarse planas es la nueva opción para muchas sobrevivientes

Inmediatamente después del trauma de un diagnóstico de cáncer de seno (cáncer de mama), mastectomía, quimioterapia o radioterapia, muchas mujeres sobrevivientes de cáncer de seno se enfrentan a otro desafío: la decisión de hacer o descartar a la cirugía reconstructiva de seno (reconstrucción mamaria).

Para algunas mujeres, la siguiente etapa de su recuperación parece obvia, y deciden obtener implantes de senos poco después de sus mastectomías o meses más adelante cuando sus cuerpos están lo suficientemente sanos para someterse a otro procedimiento. Pero para muchas otras sobrevivientes de cáncer de seno, y un número cada vez mayor de ellas, la opción es igualmente clara de rechazar la opción de la reconstrucción de seno o “vivir plana”, como se le dice en la comunidad de cáncer de seno.

¿Por qué algunas mujeres eligen vivir planas?

“Contrariamente a lo que las pacientes podrían suponer, la reconstrucción de seno después de la mastectomía no es un procedimiento sencillo como puede ser para las mujeres sin cáncer que optan por el aumento de senos”, dijo Alejandra Pérez, M.D., directora del programa de cáncer de seno (mama) en Sylvester Comprehensive Cancer Center. “La reconstrucción en sí misma puede implicar múltiples cirugías. Y el proceso de recuperación puede ser complicado, con riesgos de infección o pérdida de sensibilidad o rango de movimiento”.

Una mujer puede basar la decisión de no someterse a la reconstrucción de seno en muchos factores personales, entre ellos:

  • La gravedad del cáncer exige más recursos de su cuerpo para sobrevivir.
  • Otras afecciones: enfermedad cardíaca significativa, uso de medicamentos, tabaquismo o una condición médica sistémica.
  • No quiere someterse a cirugías adicionales después del trauma físico y emocional de una mastectomía.
  • No necesita senos para sentirse atractiva ni femenina.
  • Ella no quiere senos antinaturales.
  • No quiere senos que carezcan de sensación física ni pezones.
  • No quiere ningún nivel de riesgo asociado con la reconstrucción (incluyendo infección u otras complicaciones).
  • Necesita volver a las actividades diarias lo más rápido posible.
  • Le preocupa la pérdida de fuerza muscular por reconstrucción autóloga (o flap), a pesar de que algunos procedimientos pueden evitar cortar el músculo en el sitio del colgajo donante.
  • Está preocupada por el costo de las cirugías reconstructivas o carece de cobertura de seguro.

“La decisión de aprovechar o rechazar la opción de reconstrucción de seno es muy personal”, dijo la Dra. Pérez. “Lo mejor que puedo hacer como oncóloga en estas situaciones es informar plenamente a mis pacientes de sus opciones, así como los posibles beneficios y riesgos”.

“Más allá de los profesionales médicos como yo, hay toda una comunidad de sobrevivientes de cáncer de seno y sus parejas que han pasado por esto y están viviendo por esto juntos. Les aconsejo a mis pacientes que se acerquen a estos grupos en las redes sociales y en la comunidad local para escuchar sus historias e incluso ver sus cicatrices físicas. Hay mucho que aprender de las experiencias de otras mujeres que han vivido precisamente esta situación y han llegado al otro lado sintiéndose saludables, felices y hermosas”.


Dana Kantrowitz es una escritora colaboradora para el UMiami Health News Blog.


 

Leave a Comment