1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

Novedades para las personas con diabetes tipo 2

Una nueva clase de fármacos ha demostrado ser prometedora para el tratamiento de la diabetes tipo 2; sin embargo, las investigaciones también han revelado que existe algo de riesgo.

Millones de estadounidenses padecen diabetes tipo 2 o prediabetes. Por lo general, la afección se desarrolla con el paso del tiempo e impide que el cuerpo utilice la insulina de manera adecuada. El resultado es un nivel alto de azúcar o glucosa en sangre, que, a su vez, puede tener como consecuencia complicaciones de salud peligrosas.

Si bien algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su nivel de azúcar en sangre con cambios en el estilo de vida, por ejemplo, en la dieta, el ejercicio y la pérdida de peso, otras deben tomar medicamentos. Uno de los más prometedores para regular el nivel de azúcar en sangre es el inhibidor del cotransportador de sodio y glucosa tipo 2 (SGLT2).

¿Qué es SGLT2?

Es una sustancia química que se encuentra naturalmente en los riñones. Ayuda a que el cuerpo reabsorba el sodio y la glucosa. Los inhibidores de SGLT2 bloquean esta acción, lo que ha demostrado su eficacia en reducir la glucosa en pacientes con problemas para regularla a través de cambios en el estilo de vida y otros medicamentos.

“Los inhibidores de SGLT2 son cada vez más populares debido a que vienen en comprimidos, no producen hipoglucemia, y datos recientes muestran sus efectos beneficiosos en el corazón y los riñones”, señala Rajesh Garg, M.D., director de Comprehensive Diabetes Center en University of Miami Health System.

Hasta ahora, las investigaciones sobre estos medicamentos han sido bastante prometedoras. Por lo general, los pacientes que toman el inhibidor presentan una reducción de hasta el 1 % en los niveles de un componente sanguíneo, conocido como HbA1c, después de seis meses de tratamiento. También se observó pérdida de peso en aquellos que toman el medicamento.

Un riesgo potencial para una enfermedad peligrosa

Algunos estudios recientes han detectado que existe un riesgo potencial de tomar inhibidores de SGLT2: mayor probabilidad de contraer cetoacidosis diabética (diabetic ketoacidosis, DKA). Se trata de una afección poco frecuente pero peligrosa en la que los pacientes manifiestan altos niveles de glucosa y cetonas.

Entre los síntomas potenciales de DKA, se incluyen los siguientes:

  • náuseas;
  • vómitos;
  • dolor abdominal;
  • respiración rápida;
  • desmayos.

* Si manifiesta estos síntomas, debe recibir tratamiento médico de urgencia.

“La DKA es un caso de urgencia potencialmente mortal que se produce por lo general en la diabetes tipo 1”, explica el Dr. Garg. “No obstante, la DKA puede producirse en pacientes con diabetes tipo 2 en condiciones de estrés extremo como infecciones graves, ataques cardíacos y cirugías importantes”.

Lo que es aún más inusual, observa el Dr. Garg, es que algunos pacientes que toman inhibidores de SGLT2 pueden presentar síntomas de DKA incluso con niveles de glucosa normales. “Por lo tanto, si un paciente que toma inhibidores de SGLT2 tiene síntomas de DKA como náuseas, vómitos, dolor abdominal o respiración rápida, debe analizarse el nivel de cetonas en sangre u orina, y debe sospecharse DKA incluso si la azúcar en sangre es normal”, indica. “Sin embargo, esta afección es poco frecuente y se manifiesta principalmente en condiciones de mucho estrés como una infección, un trauma o una cirugía”.

Conclusión sobre los inhibidores de SGLT2 y la DKA

A pesar de esta investigación, el Dr. Garg señala que los beneficios de los inhibidores de SGLT2 pueden ser sustanciales y los efectos secundarios potenciales son poco frecuentes. La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) recomienda interrumpir el uso del inhibidor 24 horas antes a la cirugía, ya que las posibilidades de contraer DKA son mayores después de la operación.

“Los inhibidores de SGLT2 son una excelente clase de fármacos y un avance importante en el tratamiento de la diabetes tipo 2”, afirma el Dr. Garg. “Sin embargo, como con cualquier otro fármaco, debe tenerse precaución para evitar los efectos secundarios de estos medicamentos. Si bien la DKA es un efecto secundario grave, es poco frecuente y puede prevenirse si los inhibidores de SGLT2 se administran con cuidado y se interrumpen en condiciones que aumenten el riesgo de DKA”.

Las infecciones genitourinarias como resultado del exceso de azúcar en la orina representan un riesgo mayor de los inhibidores de SGLT2, indica el Dr. Garg. “Los pacientes deben tomar precauciones adicionales con el aseo de sus partes íntimas y consultar a su médico en caso de enrojecimiento, dolor o secreciones en la zona genital”.


Wyatt Myers es escritor colaborador de UMiami Health News.


LEER MÁS

¿Cómo se relaciona la COVID-19 con la diabetes?

“Es evidente que existe una relación entre estas dos enfermedades. Ya sea que mire los datos de Wuhan, Nueva York o Italia, verá que alrededor del 20 % al 25 % de los pacientes que ingresaron al hospital por COVID-19 tenían diabetes”, señala el Dr. Garg. Leer más.

 

Leave a Comment