1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

¿Cómo sobrelleva la pandemia? La salud mental en tiempos de COVID-19

Hemos obtenido más información acerca de la química cerebral y las enfermedades mentales. Sin embargo, el estigma de que nos diagnostiquen una afección psiquiátrica persiste.

“Hemos avanzado en los últimos 30 o 40 años, pero todavía tenemos algunas de esas actitudes negativas”, indica Radu Saveanu, M.D., titular de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta en University of Miami Health System. “Algunos todavía creen que es un tipo de falencia de la personalidad y, que si uno es lo suficientemente fuerte, puede lograr vencerlo”.

En consecuencia, estas ideas erróneas de larga data a menudo han conllevado a sentir vergüenza y a resistirse a buscar ayuda.

Durante la pandemia de COVID-19, cuando los informes muestran que la ansiedad y el estrés han empeorado entre los adultos y los niños, esas actitudes pueden ser particularmente problemáticas.

Una nueva encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) reveló que más del 40 % de los adultos estadounidenses sufrieron algún tipo de problema mental “elevado” relacionado con el coronavirus a fines de junio. De ese porcentaje, casi un 31 % informó síntomas de ansiedad o depresión y un 26 %, síntomas de trauma o trastorno relacionado con factores de estrés. Poco más del 13 % indicó haber comenzado o aumentado el consumo de sustancias adictivas para sobrellevar sus emociones. Las minorías, los adultos más jóvenes, los trabajadores esenciales y los cuidadores de adultos mayores se vieron afectados de manera desproporcionada e informaron un riesgo significativamente más alto de ideación suicida.

El estudio, publicado en Internet en el Informe Semanal y de Morbilidad de los CDC, recomienda una respuesta pública más sólida en términos de prevención e intervención. “Abordar las disparidades de la salud mental y preparar sistemas de apoyo para mitigar las consecuencias en la salud mental a medida que la pandemia evoluciona seguirá siendo necesario de manera urgente”, concluye el autor.

La salud mental de los niños preocupa a los expertos.

Una encuesta de Gallup a padres de niños en edad escolar informó que el 29 % indica que su hijo “ya siente un daño” en su salud emocional debido al distanciamiento físico y a los cierres. Otro 14 % consideró que sus hijos podrían continuar con el distanciamiento físico solo por algunas semanas más hasta que se vea afectada su salud mental.

Estos informes no sorprenden a los médicos que han respondido llamadas.

Después de todo, el daño producido por la pandemia es más que físico.

Mientras las actividades escolares y sociales permanecen restringidas y el alto desempleo continúa, el desamparo y la desesperanza que acompañan el aislamiento y la inseguridad financiera inevitablemente se convertirán en un problema de salud pública.

Y lo más preocupante: “aquellos que necesitan ayuda no la reciben debido a la pandemia”, agrega el Dr. Saveanu, y añade de que el miedo de contraer COVID-19 puede representar otro obstáculo para acceder al tratamiento.

No obstante, existen maneras de compensar el impacto de la pandemia en nuestra salud mental y la de nuestros hijos.

  • No se sienta avergonzado por buscar ayuda. El Dr. Saveanu sugiere comenzar con su médico de cabecera. “Los médicos de atención primaria brindan alrededor del 65 % de la atención de salud mental”, indica, “y resulta totalmente apropiado”. Los trastornos más graves se derivan a los psiquiatras.
  • Si le recetaron medicamentos, tómelos.
  • Manténgase conectado incluso con distancia física. “El contacto humano es muy importante”, dice el Dr. Saveanu. “Necesita a una persona con quien compartir el miedo, el enojo, la desesperanza. Alguien que lo escuche”.
  • Encuentre maneras de lograr que la vida sea lo más normal posible en estos tiempos de tensión. Una nueva rutina puede ayudar. Las llamadas por “Zoom” con amigos podrían ser una salida.
  • Recuerde que la angustia de los padres por lo general se relaciona con la ansiedad o el estrés elevados de los niños. Por lo tanto, asegúrese de controlar sus niveles de estrés y buscar atención psicológica para su hijo si observa un aumento en el nivel de angustia o un comportamiento poco saludable.
  • Cuídese. Cultive el optimismo y las relaciones familiares saludables. La investigación muestra que estas recomendaciones ayudan a los niños a adaptarse al estrés y el trauma de esta crisis.

Ana Veciana-Suárez, columnista invitada

Ana es una colaboradora habitual de University of Miami Health System. Es una autora y periodista reconocida, que trabajó en The Miami Herald, The Miami News y The Palm Beach Post. Visite su sitio web en anavecianasuarez.com o sígala en Twitter a través de @AnaVeciana.

 


LEER MÁS

¿Tienen algunas personas una protección natural contra la COVID-19?

Tras meses de la pandemia de coronavirus, la mayoría de nosotros ha oído historias acerca de una diversidad de respuestas entre los pacientes afectados por la COVID-19, incluso aquellos que viven bajo el mismo techo. ¿Esto significa que algunas personas tienen una protección natural contra el nuevo coronavirus? Tal vez, pero no en la manera que creemos. Leer más.

Leave a Comment