1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

Superar los desafíos del autismo durante la pandemia de la COVID-19

 

Por Adrien A. Eshraghi, M.D. Neurólogo
University of Miami Health System

 

La pandemia de la COVID-19 es lo suficientemente estresante, pero para los niños y adultos con trastorno del espectro autista (autism spectrum disorder, ASD) y sus familias, la crisis puede ser especialmente complicada.

He dedicado gran parte de mi carrera a la atención de personas con diversas discapacidades, incluidas aquellas con autismo, a las cuales aprecio mucho.

Desafíos únicos para las personas con autismo

Las personas con autismo tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la COVID-19, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). Esto se debe a que tienden a tener trastornos inmunes y otras comorbilidades. El proceso de aislamiento puede ser especialmente difícil para los niños con autismo y sus familias. La pandemia interrumpe la rutina, lo cual es problemático para estos pacientes y sus cuidadores. Las personas con ASD podrían tener dificultades para comprender la situación y expresarse. Según dónde se encuentren en el espectro, desde un funcionamiento extremadamente alto a uno bajo, pueden tener problemas con la comunicación, la hiperactividad y el comportamiento. Algunas personas en el espectro son susceptibles al sonido o la luz brillante.

Debido a estos desafíos, que pueden experimentarse al mismo tiempo en algunos casos, las personas con autismo y sus cuidadores probablemente experimenten un mayor estrés durante este tiempo.

Cuándo necesita atención de emergencia durante esta pandemia

Cuando los pacientes con ASD necesitan atención médica durante la pandemia, la situación para ellos y sus familias generalmente se vuelve aún más abrumadora. El entorno de atención médica, especialmente en la sala de emergencias, puede ser desafiante y demasiado estimulante para las personas con ASD debido a la multitud, los sonidos y las luces. Es importante reducir ese estrés.

Puede encontrarse con los siguientes problemas:

  • Los cuidadores no pueden ingresar a muchos exámenes de emergencia ni a salas de hospital durante la pandemia. Pero en el caso del autismo, los pacientes necesitan a sus cuidadores para ayudarlos a mantener la calma y facilitar la comunicación con los proveedores.
  • Algunas personas en el espectro no tienen el concepto de tener que esperar su turno, por lo que son impacientes cuando tienen que esperar.
  • Los niños con autismo pueden rechazar o quitarse las mascarillas debido a problemas sensoriales.

Posibles soluciones:

  • Si es padre o cuidador de un niño con ASD, pregunte si puede esperar en la sala de examen, en lugar de en la sala de espera.
  • Si un niño o un adulto con ASD sigue quitándose la mascarilla, pregunte si puede obtener más cubiertas faciales para mantener a todos a salvo.
  • La telesalud (hablar con su proveedor de atención médica por teléfono, mensaje de texto o video chat) puede ser una solución prometedora. Todavía estamos desarrollando formas de proporcionar estos servicios, por lo que están orientados específicamente a las personas con autismo.
  • Alentamos a los proveedores de atención médica y al personal del hospital a no juzgar a los padres en esta situación.

Atención avanzada para las personas con ASD

Las personas con trastorno del espectro autista no son solo otra población vulnerable a la infección por la COVID-19. Si bien pueden compartir necesidades similares con otros grupos de riesgo, algunos de sus requisitos son únicos. En la era de la COVID-19, los proveedores de atención médica deben comprender estos desafíos para desarrollar soluciones.

Para abordar los desafíos y las necesidades de las familias y los trabajadores de la salud que atienden a las personas con autismo, mis colegas y yo hemos publicado recientemente COVID-19:: Overcoming the Challenges Faced by Individuals with Autism and Their Families (COVID-19: superar los desafíos que enfrentan las personas con autismo y sus familias) en la revista The Lancet Psychiatry. Esperamos que nuestras recomendaciones comiencen a proporcionar un marco para lograr atención médica, terapia, educación y apoyo familiar más eficaces.

 


LEER MÁS

No es la enfermedad de Kawasaki

Sin embargo, existe evidencia reciente de un síndrome inflamatorio multisistémico en niños (multisystem inflammatory syndrome in children, MIS-C) asociado con la infección por COVID-19. El MIS-C se describe como una inflamación (hinchazón) en múltiples sistemas del cuerpo. Leer más.

 

Leave a Comment