1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

No ignore los primeros indicios del síndrome del túnel carpiano

¿Experimenta a veces hormigueo o entumecimiento en las manos?

¿Se siente a veces torpe o débil al manipular objetos?

¿Deja caer las cosas con mayor frecuencia de lo que solía?

Estos problemas pueden ser síntomas del síndrome del túnel carpiano, indicios que es posible que desee analizar con su médico. También es posible que desee tomar medidas simples usted mismo para reducir la progresión de esta afección. Sin embargo, si ya ha desarrollado un caso avanzado, existen tratamientos efectivos.

“Muchas personas notan los síntomas del síndrome del túnel carpiano, como dolor, entumecimiento u hormigueo por primera vez en la noche”, dice Natalia Fullerton, M.D., cirujana ortopédica de University of Miami Health System. “Pueden despertarse y sacudir las manos, para aliviar temporalmente los síntomas”.

¿Qué causa el síndrome del túnel carpiano?

La afección deriva de comprimir o apretar el nervio mediano en el túnel carpiano. Este nervio se extiende desde un punto cerca de la axila a través del brazo y llega hasta la mano y cuatro dedos: el pulgar, el índice, el medio y el dedo anular. El túnel carpiano es un pasaje estrecho y rígido de ligamentos y huesos, a través del cual pasa el nervio en su extremo inferior, en la muñeca.

La afección es frecuente. Afecta entre el 3 % y el 6 % de los adultos.

“Muchos tipos de actividades pueden provocar un aumento de la presión en el túnel carpiano”, dice la Dra. Fullerton. El síndrome está fuertemente asociado con ciertos tipos de movimientos repetitivos de la muñeca involucrados tanto en las tareas domésticas como en las funciones laborales, especialmente tareas que requieren posiciones repetitivas e incómodas de la muñeca.

Las actividades que exigen fuerza o exponen la muñeca a muchas vibraciones también aumentan el riesgo.

Las categorías de trabajo de alto riesgo incluyen las siguientes:

  • Pintores
  • Jardineros
  • Peluqueros
  • Trabajadores de la confección
  • Carniceros y otros trabajadores que procesan pescado o carne
  • Trabajadores que manejan máquinas que vibran durante horas
  • Trabajadores en depósitos y otras personas que levantan y transportan objetos pesados

Aunque el trabajo con la computadora y la conducción no son causas del síndrome del túnel carpiano, las personas que tienen la afección pueden experimentar un aumento de los síntomas cuando pasan largas horas frente a una computadora o al volante.

El problema también surge con frecuencia junto con afecciones que causan hinchazón, incluido el embarazo.

Su riesgo aumenta si también padece ciertas enfermedades. Estas enfermedades incluyen diabetes, insuficiencia renal, hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide. La genética también influye, ya que el síndrome del túnel carpiano tiende a darse en familias.

Las mujeres experimentan el riesgo más significativo.

“Para las mujeres, el riesgo de padecer el síndrome del túnel carpiano es tres veces mayor que para los hombres”, dice la Dra. Fullerton. “Se desconoce la razón exacta”. Probablemente es una combinación de factores hormonales, el hecho de que el tamaño del túnel carpiano es más pequeño en las mujeres y la naturaleza altamente repetitiva de muchas tareas que las mujeres generalmente realizan más, como las tareas domésticas, además de su empleo remunerado.

“Las mujeres embarazadas son especialmente propensas a desarrollar esta afección debido a su tendencia a aumentar la hinchazón”, dice la Dra. Fullerton. La menopausia también aumenta su riesgo.

Practique la prevención proactiva.

Si respondió “sí” a cualquiera de las preguntas que se encuentran en la parte superior de este artículo, es posible que desee tomar medidas usted mismo para evitar el empeoramiento del síndrome del túnel carpiano. Intente estos enfoques:

  • Practique la buena ergonomía de las manos tratando de minimizar los movimientos repetitivos. Varíe la forma en que usa las manos y los dedos. Intente realizar la tarea que le causa daño con la muñeca en una posición más neutral.
  • Tómese descansos frecuentes del trabajo manual y use el tiempo para estirar las manos y los dedos.
  • Sea consciente de la posición de sus manos mientras duerme. “No duerma con la muñeca flexionada”, dice la Dra. Fullerton. “El uso de muñequeras para mantener las muñecas en una posición neutral y saludable realmente puede retrasar la progresión de la afección”.

 No espere para proteger las muñecas.

“Es mucho más fácil tratar esta afección cuando se detecta temprano, y podemos adoptar medidas conservadoras, como entablillar”, dice la Dra. Fullerton.

Algunos pacientes se benefician de la terapia ocupacional, y muchos planes de seguro la cubren.

Los medicamentos antiinflamatorios de venta libre también pueden ayudar si su médico lo autoriza.

Si el síndrome del túnel carpiano ha avanzado y dichas medidas conservadoras resultan inadecuadas, su médico puede recomendarle inyecciones de esteroides. “La inyección es solo una medida temporal y generalmente se usa para garantizar el diagnóstico cuando hay otras posibles causas de entumecimiento”, dice la Dra. Fullerton.

El siguiente paso es la cirugía. “Es una operación corta y simple, realizada de forma ambulatoria”, dice ella. Usted usa una venda durante unos días y la recuperación completa lleva unas pocas semanas.

Si las sensaciones en las manos y muñecas le dicen que es hora de actuar, hágalo. Consulte a su médico cuando comiencen los síntomas, en lugar de esperar a que se intensifiquen. Actuar temprano puede ahorrarle la incomodidad, los gastos y las complicaciones relacionadas con un tratamiento más agresivo más adelante.

Para obtener más información, lea esta hoja informativa de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH).


Milly Dawson es escritora colaboradora de UMiami Health News.


LEER MÁS

No se quede inactivo por una lesión relacionada con el tenis

“La gente tiende a verme solo después de lastimarse. Pero, si consulta con un experto al comienzo de su entrenamiento, ya sea que quiera practicar deportes de manera casual o competitiva, podemos hacer una evaluación de pies a cabeza”, dice el Dr. Henry. Leer mas (en ingles).

 

Leave a Comment