1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

Golpe doble: si se desata un huracán en Miami durante la pandemia de la COVID-19

Si bien los habitantes de Miami ya se enfrentan a los desafíos y factores estresantes de la pandemia de la COVID-19, el Servicio Meteorológico Nacional predice una temporada 2020 activa de huracanes, que se extenderá hasta el 30 de noviembre.

¿Recuerda los estantes vacíos de las tiendas de comestibles y las largas filas en las gasolineras que enfrentamos cada vez que se acerca un huracán? Este año, podemos esperar demandas aún más altas de productos esenciales como papel higiénico, baterías y agua potable. Y ahora, tenemos que agregar más mascarillas faciales y desinfectante para manos.

un huracán en Miami durante la pandemiaAdemás de la preparación típica para huracanes, este año, tenemos que planificar los peores escenarios. ¿Qué sucede si la COVID-19 lo afecta a usted o a un miembro de su hogar antes o después de que se desate un huracán en nuestra área?

“No espere una alerta de huracán para comenzar a prepararse”, dice David Lang, DO, jefe clínico y director médico de Medicina de Emergencia en UHealth Tower. “Para cuando el Weather Channel informa sobre una tormenta, sus posibilidades de encontrar una tienda bien surtida han disminuido considerablemente”.

Evite el caos

Reúna sus suministros típicos de preparación para huracanes con anticipación.

  • papel higiénico
  • agua potable embotellada
  • linternas y baterías
  • radio a pilas para escuchar actualizaciones del clima
  • alimentos no perecederos
  • alimento para mascotas
  • botiquín de primeros auxilios (que incluye curitas, cinta para heridas, pinzas, hisopos con alcohol, ungüento antibacteriano y gasas)
  • generador a gas, cables de extensión y detectores de monóxido de carbono

No olvide abastecerte de sus medicamentos recetados habituales (al menos un suministro para dos semanas). El Dr. Lang recomienda obtener una botella de paracetamol (como Tylenol) para reducir las fiebres y los dolores de cabeza, ibuprofeno (como Advil) para aliviar las molestias y los dolores musculares, y difenhidramina (como Benadryl) para combatir las reacciones alérgicas.

También necesitará mascarillas faciales adicionales, un termómetro para medir la fiebre, desinfectante para manos y productos de limpieza domésticos para desinfectar las superficies.

En los últimos años, los huracanes han provocado un corte de electricidad durante semanas. Cuando pasa una tormenta, los cajeros automáticos de los bancos locales, las gasolineras y los supermercados pueden no estar listos para volver a funcionar. Las tarjetas de crédito pueden no funcionar sin electricidad en la región. Por lo tanto, no es una mala idea cargar combustible en su automóvil y tener efectivo a mano antes de que se acerque una tormenta.

 Si da positivo para la COVID-19 durante una tormenta…

“Durante y después de un huracán, espero que nadie esté solo, ya sea que sean positivos para la COVID-19 o no”, dice el Dr. Lang.

“Todos debemos seguir las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) sobre el distanciamiento físico, el uso de una mascarilla facial en público, el lavado de manos y la desinfección de las superficies del hogar. Se necesitan precauciones adicionales para las personas que tienen una infección activa, incluso durante un confinamiento debido a una advertencia de huracán o de una tormenta real. Si vive con un familiar o amigo que padece COVID-19, todos en su hogar deben usar una mascarilla. La persona infectada debe tratar de permanecer separada del resto del hogar y usar su propio baño, si es posible. Lavarse las manos con frecuencia es siempre un paso importante para disminuir la transmisión del nuevo coronavirus”.

El Dr. Lang advierte: “si tiene dificultad para respirar, fiebre alta, dolor en el pecho, vómitos u otros síntomas que no puede controlar en su hogar, busque atención médica en el Departamento de Emergencias más cercano antes de un huracán u otra tormenta. Puede que no sea seguro ni posible salir de su casa durante una tormenta real, ya que las fuertes lluvias y los fuertes vientos pueden impedir la conducción segura”.

Durante una tormenta fuerte, el rescate de incendios (911) puede no estar en servicio. Después de un huracán, los riesgos del camino pueden dificultar el acceso a algunos caminos en el sur de Florida.

¿Qué tienen que ver los generadores a gas con la COVID-19?

Una preocupación médica significativa pero generalmente pasada por alto es la posible exposición al monóxido de carbono (CO) por el uso de generadores a gas. Respirar este gas inodoro e insípido puede causar síntomas similares a los de la gripe y similares a la COVID-19 (dificultad para respirar, dolores de cabeza, debilidad, náuseas, vómitos y confusión). La intoxicación por monóxido de carbono puede ser fatal y requiere tratamiento inmediato con oxígeno.

“Si bien este peligro puede afectar a individuos sanos, aquellos con una infección activa por COVID-19 aparentemente correrían un mayor riesgo de envenenamiento por monóxido de carbono debido a la probabilidad de una menor oxigenación por el virus”, dijo el Dr. Lang. Si usa un generador en el hogar, hágalo afuera en un área bien ventilada e instale un detector de CO en su hogar para evitar una tragedia.

“La pandemia de la COVID-19 estará con nosotros mucho después de que pase la temporada de huracanes”, dijo el Dr. Lang. Refúgiese en el lugar todo lo que pueda antes, durante y después de una tormenta para mantenerse a salvo del virus y de los peligros de inundaciones, líneas eléctricas caídas y escombros arrastrados por el viento.


Dana Kantrowitz es escritora colaboradora de UMiami Health News.


LEER MÁS

¿Cuáles son los efectos a largo plazo de la COVID-19?

La COVID-19 está demostrando ser mucho más que una enfermedad respiratoria. Puede afectar órganos más allá de los pulmones, desde la piel hasta los riñones, lo que puede crear problemas de salud a largo plazo. Leer más.

Leave a Comment