1-847-461-9798 — contact@newgress.com
logo

Luz ultravioleta: lo que puede y no puede hacer

La luz ultravioleta (UV) es potente.

Algunas longitudes de onda pueden causar daños significativos a los ojos y la piel. Otros tipos de luz UV tienen usos terapéuticos médicos y propiedades antimicrobianas. Se está estudiando todo el potencial y los riesgos de varios tipos y longitudes de onda de la luz UV, ya que los investigadores de enfermedades infecciosas tienen como objetivo determinar si puede usarse de manera segura para matar virus, bacterias y parásitos dañinos.

¿Cuáles son los riesgos de la luz UV?

Los rayos UVA, UVB y UVC provienen del sol. La exposición a los rayos UVA contribuye a desarrollar cáncer de piel, arrugas y líneas finas, envejecimiento de la piel y manchas oscuras. Los rayos UVB pueden causar quemaduras solares y cáncer de piel. Los rayos UVC pueden ser muy dañinos para la piel y los ojos, pero afortunadamente, esta longitud de onda energética es bloqueada por la capa de ozono de la Tierra.

Luz UV y problemas de la piel

“Los dermatólogos, como yo, usan longitudes de onda específicas de luz ultravioleta para tratar las diversas afecciones de la piel de los pacientes”, dice Alyx Rosen Aigen, M.D., una dermatóloga de University of Miami Health System. “Por ejemplo, utilizamos UVB de banda estrecha (longitud de onda de 380 nm) para tratar la psoriasis, el eccema, la dermatitis atópica, el linfoma cutáneo de células T (un linfoma de la piel), el vitiligo (una afección en la que partes de la piel pierden su pigmento), prurito (picazón por ciertas causas) y otras afecciones”. La PUVA (psoralenos y luz ultravioleta en el espectro UVA) se usa a veces para tratar pacientes con afecciones dermatológicas similares.

¿Puede la luz UV realmente esterilizar superficies?

La luz UVC se usa para esterilizar superficies en algunos hospitales, aviones, oficinas, depósitos y fábricas cuando no hay humanos cerca. La luz UVC también se puede usar en sistemas de filtración de aire y para desinfectar el agua potable de parásitos resistentes al cloro. Los dispositivos capaces de esterilizar estos entornos generalmente son máquinas comerciales grandes que se cuelgan de techos o paredes. La luz debe estar lo suficientemente cerca de las partículas virales para matarlas de manera efectiva.

Debido a que esta luz puede ser extremadamente dañina para la piel y los ojos, estos dispositivos no se pueden usar cuando las personas están dentro del rango de exposición. “Una persona no puede ver los efectos directos de la luz UVC en su piel a medida que ocurre el daño, por lo que es fácil tener una falsa sensación de protección”, dice la Dra. Rosen Aigen. “La Organización Mundial de la Salud incluso emitió una severa advertencia contra el uso de la luz UVC para esterilizar la piel”.

Existen dispositivos más pequeños disponibles en el mercado para uso personal para esterilizar teléfonos celulares, llaves y otros artículos pequeños. La Dra. Rosen Aigen advierte que si intenta usar un dispositivo de este tipo para matar virus o bacterias en una máscara facial, “hay muchos rincones y pliegues en las máscaras que pueden no quedar adecuadamente expuestos a la luz y, por lo tanto, no se tratarán de manera efectiva. Es muy importante que las personas no usen estos dispositivos para desinfectar la piel o el cuerpo.

“Sin embargo, los expertos actualmente están estudiando el potencial para utilizar la luz UVC lejana (200 a 230 nm) para matar partículas virales en grandes lugares públicos como aeropuertos, hospitales y hoteles, sin requerir la evacuación humana”, dice la Dra. Rosen Aigen.

Luz UV y COVID-19

Según la Dra. Rosen Aigen, la luz UVC no se ha estudiado como una posible asesina de partículas de COVID-19 que se encuentran en superficies y en el aire. “Sin embargo, estudios previos han demostrado que esta luz puede usarse contra otros coronavirus. La eficacia de matar las partículas del virus SARS-CoV-2 parece depender de muchos factores, como el tamaño de partícula, el medio de entrega y el material no vivo que se está tratando”.

No hay evidencia clara sobre la cantidad de luz UVC o UVB necesaria para matar una partícula de COVID-19.

“Algunos estudios pueden sugerir que se necesita una cantidad mínima de luz. Pero no hay forma de saber si las partículas del virus absorben efectivamente esa cantidad y si tendrá algún impacto en la supervivencia viral. Hasta que sepamos más sobre la seguridad y la eficacia de los dispositivos de luz UVC lejana que aún se están revisando, no hay absolutamente ninguna razón en este momento para usar la luz UV, específicamente la luz UVC, dentro del cuerpo para matar el nuevo coronavirus”.

 


Dana Kantrowitz es escritora colaboradora de UMiami Health News.


LEER MÁS

¿Cómo se propaga realmente la COVID-19?

La COVID-19 se transmite principalmente por gotitas de virus lanzadas al aire por alguien que estornuda, tose, habla e incluso respira. A medida que estas partículas se desprenden, pueden permanecer en el aire durante horas. Es por eso que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. sugieren que las personas mantengan el distanciamiento físico. Cuanto más lejos esté de la fuente de infección, menos gotitas de estas encontrará. Leer más (en ingles).

 

Leave a Comment